1983 – Los Burros – “Rebuznos de Amor”

Entrada 0X

 

Cielo rojo, estrellas, no hay luces en el callejón.
Gatos muertos, puertas, vértigo en la oscuridad.
Rabia en las miradas, no hay tiempo para pensar
Golpes secos, sangre, vuestra ley es desigual.

 

Esta sucesión dadaísta de fraseos solo podía estar firmada por el dúo Manolo García-Quimi Portet. Antes de triunfar ante crítica y público, con El Último de la Fila, los dos músicos catalanes se hicieron un pequeño hueco en la escena pop nacional con este Rebuznos de Amor, dentro de la formación Los Burros.

Previamente, en 1981, Manolo García había participado en los nada desdeñables Los Rápidos. Un grupo de pop-rock más clásico, junto a Antonio Fidel y José Luís Pérez, que a la postre serían músicos de Los Burros y El Último de la Fila, y que, por cierto, firmaron un disco con una portada muy interesante. Ya en los últimos conciertos, se sumó el guitarrista Quimi Portet (Quien procedía del grupo Kul de Mandril), lo que supuso el germen del nuevo proyecto, Los Burros.

A comienzos de los 80, la situación musical en Cataluña, caminaba entre la senectud del Rock Laietano y el impetuoso proteccionismo de la música folclórica en catalán, lo que obligó a músicos como Loquillo o al propio Manolo García a “emigrar” a Madrid. De la misma manera, las inquietudes musicales de los integrantes de Los Burros se acercaron más al pop-rock callejero de la capital y a las influencias británicas en forma de Punk y New Wave. [Recomiendo encarecidamente la reciente entrevista a Manolo García en Jot Down, donde hace un repaso a su carrera].

Este acercamiento a La Movida se completó con la portada del primer y único LP de los Burros. Rebuznos de Amor (1983) contaría, además, con la propuesta artística de Ouka Leele, que evidenciaba que La Movida no era solo un movimiento musical, sino también socio-cultural y artístico. Todo ello se puede apreciar en la calidad de algunas de las portadas más famosas de la época y la colaboración de conocidos artistas con algunos grupos. Ceesepe con Golpes Bajos, la propia Oukaleele con Danza Invisible, El Hortelano con Gabinete Caligari o Alberto García-Alix en Radio Futura.

A1 Hoy No Cruzo 1:00
A2 Huesos 3:43
A3 No Puedo Más 3:35
A4 Hazme Sufrir 2:50
A5 Portugal 4:00
A6 Disneylandia 5:00
B1 Mi Novia Se Llamaba Ramón 4:22
B2 Conflicto Armado 3:45
B3 El Himno De Los Cazadores De Vacas 3:17
B4 El Faro Del Fin Del Mundo 2:36
B5 Moscas Aulladoras, Perros Silenciosos

Rebuznos de Amor es un disco un tanto irregular (como casi la totalidad de los primeros  álbumes de la Movida), lo que denota una falta de estilo claro a lo largo de sus 11 temas. Manolo y Quimi estaban aún buscando su sonido, y aquí podemos encontrar desde el rocknroll más clásico, a los sintetizadores mas modernos de la New Wave. Sin embargo, se comienza a vislumbrar, en ciertas partes del disco, el desenfadado sonido El Último de la Fila, aunque de manera muy inocente.

La synth-popera introducción instrumental, nos acerca a Huesosun pegadizo tema en el que Quimi Portet demuestra su talento compositivo a través de las hilarantes letras cantadas por Manolo García, quien empieza a mostrarnos su deje “sureño”. Entre composiciones sencillas como No Puedo Más y otras de registro surfero como Hazme Sufrir, aparece el primer corte del álbum escrito por Manolo García. Portugal es un tema que nos anticipa los mas tardíos El Último de la Fila, con esas secuencias melódicas con las que triunfarían en sus dos últimos discos.

Pese a todo, el tema más conocido del álbum y del grupo, es Mi Novia se Llamaba Ramón, experimento hilarante y surrealista, que en sus presentaciones en vivo adquiría mayor presencia todavía. Su desarrollo y melodía puede hacernos buscar paralelismos con el tema Querida Milagros del álbum de El Último, Cuando la Pobreza Entra por la Puerta, el Amor Salta por la Ventana (1985). En cuanto a las letras, su juego ambiguo nos lleva a múltiples interpretaciones. ¿Es una oda a la homosexualidad? ¿Al transformismo? […] Las palabras que terminan en -on, esas suelen ser para morirse de risa[…] ¿Se refiere a Maricón?.

Entre algunas composiciones olvidables y temas como El Himno de los Cazadores, con su toque tribal a lo Talking Heads, encontramos la joya oculta del álbum. Moscas Aulladoras, Perros Silenciosos es el cierre perfecto a un álbum de unos músicos con una carrera prometedora. Una cadencia algo lenta para las pretensiones sintéticas de sus teclados. Una letra con ese componente surrealista que dotaría de carácter al duo Manolo-Quimi. Una melodía con gancho gracias al bajo de Antonio Fidel y la guitarra de Quimi Portet, quien junto el tema instrumental del inicio, logra su mejor momento del disco. Tantas posibilidades tiene esta canción que el grupo catalán El Último Vecino ha versionado recientemente este tema.

Sin embargo, Rebuznos de Amor no hizo que Los Burros alcanzaran la repercusión que Manolo García y Quimi Portet esperaban. Se miraron y se dijeron, ahora hay que empezar a hacer las cosas bien, a tener un camino claro. Entonces, decidieron crear un nuevo proyecto, a la postre definitivo, el que les daría la fama. El Ultimo de la Fila.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s